• Cómo las actualizaciones programadas de los servidores pueden permitirle ahorrar tiempo y dinero

    Si sus servidores tienen entre 3 y 5 años de antigüedad, es el momento de actualizarlos.

    IDC, una empresa de análisis, señala que los beneficios de actualizar la infraestructura en un ciclo de actualizaciones periódicas superan con creces los riesgos. De hecho, la falta de cambios dentro de la TI es un factor de riesgo de pérdida económica.1

    El rendimiento relativo de los servidores disminuye con el tiempo, lo cual contribuye al aumento del tiempo fuera no planificado, la dificultad para ejecutar aplicaciones más recientes, las inquietudes sobre la seguridad y el incremento de los costos administrativos. Sin embargo, la última generación de servidores puede escalar a mayores velocidades de datos. Los servidores más recientes también permiten que su personal de TI destine menos de su valioso tiempo al mantenimiento y se dedique más al desarrollo de innovaciones que impulsan su negocio.

    IDC recomienda las actualizaciones programadas

    Las actualizaciones programadas permiten la planificación y la elaboración de presupuestos adecuadas y sin conflictos con otros proyectos. Alinee su plan financiero para que coincida con las actualizaciones programadas. Esto le permite garantizar un alto rendimiento y evitar un gasto desmesurado en renovaciones de garantías o mantenimiento excesivo.

    Para conocer el momento óptimo para una actualización, haga coincidir el ciclo de vida de los servidores con la carga de trabajo. Por lo general, TI actualiza las aplicaciones de misión crítica cada 3 a 4 años. Sin embargo, su negocio también se beneficiará considerablemente si actualiza las aplicaciones generales cada 4 a 5 años. Debe actualizar sus servidores en los mismos intervalos para mantener un rendimiento óptimo.

    Si se sigue un programa de actualizaciones periódicas, la organización de TI podrá cumplir con los SLA de tiempo de actividad, aumentar las velocidades de los datos y reducir los costos operativos.

    Mediante la actualización periódica de la infraestructura, las organizaciones de TI pueden ahorrar millones de dólares al año en costos de capital y operativos.

    IDC

    Las actualizaciones periódicas de la TI pueden mejorar su rentabilidad.

    IDC: Las organizaciones que no actualizan oportunamente la infraestructura de servidores pueden perder hasta un 39 % de máximo rendimiento. También incurren en costos de administración de aplicaciones hasta un 40 % mayores y en costos de administración de servidores un 148 % más altos.